Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

antonio morales preside un proyecto deportivo y social

Fundació Esportiva Grama, mucho más que fútbol

El club responde a las necesidades sociales de Santa Coloma fomentando la integración

Roger Macías Roger Macías
06/08/2018

 

La Fundació Esportiva Grama, en solo cinco años desde su creación, ya se ha hecho un lugar en el fútbol catalán. De la mano de Antonio Morales, el que fuera durante 23 años presidente de la mítica Unión Deportiva Atlético Gramenet (de ahí salieron Tamudo, Javi Márquez y Ángel Morales) y que posteriormente fue el responsable de la cantera del Espanyol, siendo en ese momento el quinto máximo accionista, el club de Santa Coloma ha encadenado cuatro ascensos consecutivos para alcanzar la Tercera División. Y esto acaba de comenzar.
Pero aunque todo esto sea muy destacable, lo cierto es que la Fundació Esportiva Grama es mucho más que un club de fútbol. Cierto es que es un proyecto deportivo que incluye una estructura de fútbol base, con cerca de 700 futbolistas, pero ante todo es un proyecto social que trata de responder a las necesidades de la sociedad colomense, fomentando la integración y la cohesión independientemente de las etnias o religiones de cada uno.
Morales recuerda que en su día “Santa Coloma estaba aburguesada y la Gramenet, por consiguiente, también. Había dinero”. Pero los tiempos han cambiado. “Cuando inicié este proyecto me fijé en lo que necesitaba ahora Santa Coloma y eso era una entidad integradora que cohesionara las corrientes inmigratorias de la ciudad. Aquí hay unos 700.000 habitantes entre Badalona, Trinidad, Sant Adrià, Sant Andreu... y el 40% son inmigrantes. Con este proyecto tratamos de integrar a los niños y eso ayuda también a sus familias”, explicó. “Tenemos futbolistas de 36 nacionalidades distintas, contamos con fútbol inclusivo, colaboramos con la justicia –desde abril de 2015- para que personas que cometan infracciones penales no muy graves lo cumplan trabajando aquí, haciendo fontanería, limpiando… en lugar de estar en la cárcel”, añadió.
El compañerismo y la amistad entre los jugadores del fútbol base, que pueden ser de nacionalidades muy distintas, lo ve reflejado constantemente en el campo. Y se emociona especialmente “cuando un jugador marca un gol y todos los compañeros se abrazan. Eso transmite unos valores a la grada. De hecho, luego ves también a los padres que lo celebran entre ellos. El fútbol, y el deporte en general, es la mejor herramienta de cohesión e integración”, destacó.
La labor de la Fundació Esportiva Grama está siendo reconocida. En junio ganó el concurso de la Fundación Mapfre como mejor proyecto social. Núria Parlón -alcaldesa de Santa Coloma- me dice que le encanta que subamos cada año, pero que sobre todo no me olvide nunca del trabajo de cohesión social e integración que hacemos”, apuntó Morales. El club cuenta con más de 40 equipos de fútbol base, nueve equipos femeninos y dos inclusivos.
Morales, por cierto, ya tenía experiencia en iniciativas sociales. “A mediados de los 70 veía que un par de generaciones se iban al carajo por las drogas. Entonces inicié un proyecto dentro de un voluntariado para que los niños de 12-16 años practicaran deporte en los patios de colegio y en instalaciones municipales durante los fines de semana. Participaron unos 15.000 niños”, recordó.

Rememorando éxitos deportivos
La Fundació Grama ha cogido el relevo de los éxitos de la Gramenet, conjunto que sigue compitiendo y acaba de subir a Segunda Catalana. Con Morales al frente, ese histórico equipo estuvo en tres ocasiones a punto de subir a Segunda. Morales se planteó volver a la Grama después de dejar el Espanyol, “pero vi que tenía muchas deudas, a pesar de estar en categorías inferiores”, con lo que se decantó por fundar la Fundació Esportiva Grama.
El objetivo en su estreno en Tercera será luchar por subir. “Si te metes en una faena como esta para quedarte en Tercera, de nada serviría el trabajo hecho hasta ahora”, afirmó ambicioso. Toni Díaz es el nuevo entrenador en sustitución de García Escribano, a quien tuvo en el fútbol base del Espanyol. Pero la gran novedad del verano, sin duda, es el fichaje de Javi Chica. “Se lo pedí como amigo y no me pudo decir que no. Aquí también podría empezar a entrenar más adelante”, comentó. Económicamente aclara que hay varios equipos con presupuestos superiores en Tercera, pero que “nunca hemos sido los mejores, ni en la Grama ni con este equipo. No me valen los ‘Curro Romero’ del fútbol. La técnica siempre la suplimos con un plus del 150% de esfuerzo”, matizó. Rubén Canelada es otro fichaje con sabor perico de una Fundació Esportiva Grama que tiene a varios expericos en su estructura, como Emilio Montiagut, Toni Rovira, Genís Vera (padre e hijo) o Ferran Manresa, que sigue colaborando puntualmente tras su marcha.

Muy atento al Espanyol
Como perico, Morales lamenta que aún no tengan firmado un convenio del fútbol base con el Espanyol, como sí lo hubo en su día con la Grama. “Me fastidia que no se den cuenta del futuro que hay nada más cruzado el río. Creo que lo están estudiando, pero ya tendría que estar hecho. Si mañana vienen otros clubs importantes, no podré decir que no, pero quiero hacerlo con el Espanyol”. Fran Navarro, coordinador del fútbol base del Espanyol junto a Àlex García, fue jugador de la Gramenet.
Morales está al día de lo que sucede en el Espanyol. Considera que Rubi “es un buen fichaje. Ha tenido sus tropiezos y de ellos ha aprendido mucho”. Se alegra que venga a imponer un estilo muy diferente al de Quique, al que considera “un poeta. A mi Machado no me aburre, pero los poetas en el fútbol, sí”. Además, le da mucha confianza que Òscar Perarnau sea el director general deportivo. “Tiene grandísimos conocimientos, está muy preparado”. Y considera que “con Àlex García y Fran Navarro también se ha ganado muchísimo. Por donde pasa Lardín lo destruye todo, ya sabemos quien es”, recordando al antiguo director deportivo y coordinador de la cantera del Espanyol.
De su etapa como consejero y responsable de la cantera del Espanyol, Morales afirmó que “guardo grandísimos recuerdos, los buenos superan por mucho las sombras. Nunca hablaré mal del Espanyol”. Lo cierto es que estuvo en una etapa complicada y al final decidió irse porque “soy un tipo incómodo”. No dudó en afirmar que Francesc Ciprés, que fue vicepresidente del Espanyol, “es la persona más honrada que he conocido en 40 años en el mundo del fútbol”. Además, de su labor quiso destacar que introdujo “un modelo de contrato basado en la proyección aún vigente en el club. Los jugadores pueden ganar mucho solo si llegan al primer equipo, en función de su rendimiento y proyección”.

Última hora
Galerías de fotos
OLOT-ESPANYOL (1-2)
Encuesta del 17/08/2018

¿Considera que con un entrenador de la casa y la apuesta por la cantera es suficiente para ilusionarse?

70.2%
29.8%