Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

CRÓNICA LEVANTE ESPANYOL 0-2 (2-3)

¡Así sí! ¡Remontada y a cuartos!

El Espanyol levantó la eliminatoria gracias a una primera mitad impecable que dominó de inicio a fin y en la que tuvo el acierto necesario para noquear a un Levante que no daba crédito

Marta Mendoza Marta Mendoza
11/01/2018

 

No era sencillo marcar dos goles y remontar la eliminatoria, pero el Espanyol fue capaz de convertir en fácil lo difícil en unos primeros 45 minutos impecables que enchufaron a la afición. Los siguientes 45 quizás estuvieron de más, ya que el Espanyol, con el trabajo hecho, se dedicó a gestionar el resultado y a frenar el ímpetu del Levante, que durante varios minutos lo intentó sin suerte. Supo controlar bien el cuadro perico, que en todo momento imprimió lo que el partido precisaba y ello lo llevó a cumplir con su misión y pasar de ronda.

¿Y por qué no salimos siempre así? Esa es la gran pregunta tras ver la versión de Espanyol que jugó en el Ciutat de València desde el primer minuto en el partido de vuelta de los octavos de final de Copa del Rey. Hubo actitud y hambre. Algo que propició que desde los primeros compases el conjunto de Quique Sánchez Flores ya se acercara a las inmediaciones de Raúl y forzara dos rápidos córners. También respondió el Levante con dos llegadas seguidas por banda derecha en las que Jason buscó sorprender, pero más allá de eso, en el campo quien mandó fue el Espanyol.

Corría el minuto 13 cuando gracias a un exquisito pase en profundidad de Gerard Moreno, saliendo de presión, llegó el ansiado primer gol. Leo Baptistao no desperdició la ocasión. Controló, corrió a por todas hacia la meta de Raúl con todo el convencimiento del mundo y cuando éste salió a su encuentro, picada magistral por encima suyo para inaugurar el marcador y acercar un poco más el pase a cuartos de los de Quique. Brillante arranque de un Espanyol que no salió a especular, que a diferencia de otros partidos saltó al verde a por todas, a jugar y no esperar el error rival. ¡Qué gusto da ver así al equipo!

Por la vía rápida
Cuando apretaba el Levante, daba la sensación de que quizás faltaba un poco de contundencia para achicar balones, pero en ataque era otra cosa. Con tres cuatro pases le bastaba a lo pericos para generar peligro, como en el minuto 27 cuando Gerard Moreno estrelló un balón al palo (el tercero de la eliminatoria). ¡Qué trallazo del delantero perico! Galopada suya por banda izquierda y perfecto impacto con el balón pese a estar bastante escorado. Se mascaba el segundo. Lo buscaba el Espanyol con insistencia para no dejar el trabajo para último hora y acabar con el corazón en la boca.

Sin duda, el guión del partido se estaba cumpliendo perfectamente. Un gol rápido para meterse en la eliminatoria, ejercer una buena presión que ahogar al cuadro local y generar ocasiones. Y si la situación no estaba suficientemente de cara con el tanto de Leo, superada la primera media hora de juego, concretamente en el minuto 33, Gerard Moreno demostró ser un killer del área. Un artesano del gol. Un pilar básico en el equipo que no desaprovechó el centro de Dídac y el posterior regalo de una defensa del Levante imprecisa y nerviosa. ¡La que habían liado los pericos en tan poco tiempo! ¡Increíble!

Daba el Espanyol sensación constante de peligro, dominó el partido e hizo cundir el pánico en las gradas y el césped del Ciutat de València, donde no daban crédito a lo sucedido. Estaban grogui los granota, que perdieron un buen número de balones y el Espanyol, mediante Leo Baptistao, cerca estuvo de materializar el tercero y dejar la eliminatoria vista para sentencia.

Bajando revoluciones
Salió el Levante más enchufado tras el descanso, en parte, gracias a los dos cambios que hizo Muñíz en busca de punch. Pese a ello, el Espanyol tenía muy claro lo que debía hacer y no se puso nervioso. Apostó por bajar revoluciones y tocar. Marc Navarro quiso sumarse a la fiesta con un lejano y duro disparo que obligó a Raúl a emplearse a fondo, pero dicha acción tuvo respuesta granota. Y es que Jason, en el minuto 53 puso el miedo en el cuerpo al Espanyol tras conectar un perfecto testarazo que se estrelló en el travesaño. Estuvo cerca.

Pasaban los minutos y el Levante decidió ir a por todas y ejecutar el tercer y último cambio a la hora de juego. Apostaron por desprotegerse en busca del gol que forzara la prórroga ante un Espanyol que estuvo varios minutos defendiendo. Dieron un paso atrás los de Quique respecto a la primera mitad, pero pese a ello cuando quedaban 20 minutos para el final se generaron un par de jugadas en las que hubo una exhibición de destellos de calidad, especialmente por parte de Gerard Moreno, pero que Leo Baptistao desperdició para dejar la eliminatoria finiquitada.

El Espanyol se fue acomodando. Le dio al partido lo que precisaba y el Levante no fue capaz de ponerle nervioso. Así pues, locura blanquiazul tras el pitido final de un partido en el que los de Quique demostraron madurez y garra para levantar un 1-2 adverso y hacerse con el billete para los cuartos de final de una competición que a la pericada le gusta y mucho. ¡Seguimos adelante! Gracias equipo, esto es lo que necesitamos.

Última hora
Galerías de fotos
¡GRACIAS POR TODO, GERARD!
Encuesta del 15/06/2018

¿Qué le parece la venta de Marc Navarro?

23%
22.4%
54.6%