Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

ENTREVISTA ANTONIO UCEDA

"Tener variedad arriba da resultados"

Antonio Uceda analiza la confección de la plantilla del ascenso, en la que el ataque ha tenido un papel fundamental

Carlos Fanlo @fanlillo
10/06/2018

 

Antonio Uceda (Barcelona, 1970) es uno de los artífices en la sombra del ascenso del Espanyol B. Él, junto a David Gallego y Ángel Morales, ha sido uno de los creadores de la plantilla del filial que ha conseguido retornar a la categoría de bronce del fútbol español. En esta entrevista nos desgrana cómo se creó un equipo triunfal que ha subido disputando un fútbol envidiable.

Temporada inmaculada del Espanyol B.
Todo ha salido bien. La verdad es que casi todos los jugadores han estado a un nivel alto, aunque nosotros pensamos que hay algún jugador que tiene proyección de primer equipo que le ha costado un poco más, pero en general ha sido una campaña espectacular. Los jugadores han rendido bien, han entendido el papel de trabajar en esta categoría. Teníamos como objetivo ascender a la primera y es algo que se ha logrado; no se puede hacer mejor.

¿En algún momento se ha visto peligrar ese ascenso?
Quizás el momento más difícil fue, curiosamente, el primer partido de liga, en Castelldefels. Veníamos de hacer una pretemporada muy dividida entre primer equipo y filial, la mayoría no jugaron partidos antes de la competición y eso se notó, pero a partir de ahí todo fue rodado.

Una vez el equipo se proclama campeón, baja un poco el nivel.
Se rotan jugadores y el equipo se destensa un poco, pero sigue jugando con la misma filosofía e intensidad. Quizás sí que acusamos esa ausencia en las últimas jornadas de David Gallego en el banquillo, pero creo que Carlos Castro ha estado muy bien. Es cierto que hubo un pequeño bajón cuando consiguen el campeonato, pero también es verdad que las cargas de trabajo físico variaron.

David Gallego dijo en la rueda de prensa posterior al ascenso que eres el arquitecto de este filial. ¿Cómo se confecciona este equipo?
Jordi Lardín, director deportivo el pasado verano, delegó mucho en Gallego y en mí a la hora de confeccionar la plantilla. Tratamos de quedarnos con los jugadores que pensamos que tenían proyección de primer equipo, como Pipa, Lluís, Álex López o Puado. Ellos, junto a los chicos jóvenes como Víctor Gómez, Pol Lozano y la irrupción de Pedrosa, hicieron que tuviéramos una base muy fiable. A partir de ahí potenciamos la parte de arriba, no con jugadores de una calidad superior pero sí de mucha variedad para que en un momento dado podamos atacar de diferentes formas y que tengamos banquillo amplio. Si tu lo ves este año, la parte de atrás se ha movido algo, pero no demasiado; el centro del campo apenas se ha tocado y en la parte de arriba ha habido muchos cambios. Al final si eres sólido atrás y tienes una base bien hecha lo que al final te da buenos resultados es tener mucha variedad arriba.

Lluís López y Puado estuvieron cerca de hacer las maletas con la campaña ya iniciada...
Es el riesgo que corremos como filial, tenemos que estar preparados para estas cosas. Tenemos la suerte de que los jugadores que ya llevan tiempo son gente arraigada al club y les cuesta salir, pero por mi parte encantado de que haya gente que pueda salir. Ya trabajaremos para encontrar a otros, es nuestra faena.

Llegaron siete jugadores en verano. Quizás el que más costó fue Doncel.
Costó por la forma de trabajar que tienen en Lleida, muchos equipos que van a negociar con ellos siempre tienen problemas. Carlos Doncel pensaba que tenía un contrato, luego aparecieron cláusulas que él no sabía que existían, pero al final tenía tantas ganas de venir que consideramos que teníamos que esperarlo. Vino con un contrato bajo y pagó dinero de su bolsillo para poder salir del Lleida.

Moha llegó a través de una cesión con opción de compra. No ha estado bien...
Es un jugador con potencial y buscábamos encontrarnos con su mejor versión, la que mostró en el Barça. Viendo el tipo de extremos que tiene el primer equipo, Jordi Lardín pensó que si explotaba podía ser útil y romper la barrera, ya que tiene un perfil que no tenemos. No ha salido bien, no ha hecho la temporada que esperábamos y acaba cesión.

Quizás el fichaje más diferente por su forma de jugar al fútbol es Pelegrín. Corte defensivo, algo más físico...
Es un caso un poco parecido al de Moha. Cuando confeccionamos la plantilla para jugar en Tercera División, una categoría en la que nos esperábamos que en algunos campos nos iban a bombardear con balones aéreos, no teníamos asegurada la continuidad de Lluís. Así pues, optamos por incorporar a un mediocentro que pudiera actuar de central y que tuviera altura y encontramos que siendo de aquí nos podía aportar ese tipo de juego. La gran campaña de Pol Lozano, que no nos la esperábamos, le ha cerrado un poco el paso. También tenemos a Manchón, jugador al que el míster conoce muy bien; esos minutos que tenía que haber compartido con Pelegrín, David Gallego se los ha dado a él debido a su confianza en él.

Royo y Joselu llegan para aportar experiencia, ya que ambos eran mayores de 23 años.
A Royo ya lo habíamos seguido hace dos años y viendo su trayectoria en Segunda B pensamos que iba a ayudar en el vestuario. Al principio tuvo mucho protagonismo, pero en un filial pasan estas cosas; aparece un niño del juvenil que viene fuerte y te atropella. Él lo ha seguido llevando bien, en el vestuario ha seguido sumando, y ahora es el momento de plantearnos que pasará con él, a pesar de que tiene un año más de contrato.
En el caso de Joselu, él era la última bala del revolver. Se acababa la época de fichajes y David Gallego seguía insistiendo; tenía la inquietud de tener un punta referencia, que fuera más veterano, que tuviera un bagaje de goles importante y estuvimos mirando gente de todo tipo. Ya no nos importaba tanto que fuera sub-23, y mirando el perfil de Joselu, que llevaba cuatro ascensos de Tercera a Seguda B, metiendo 20 goles cada año, pensamos que al final vendría el amuleto que necesitábamos. Así ha sido.

Genís llega en enero en la operación de Javi Fuego pero, ¿teníais pensado fichar a un central contando que tanto Royo como Pelegrín pueden actuar en el eje de la zaga?
En principio no íbamos a ir fichar a un defensa. En ese momento el míster quería incorporar un punta para acabar de afianzar el ataque, ya que nos preocupaba cómo llegar a final de temporada y el asalto al 'play-off'. Al final decidimos que el punta no, David Gallego empezó a darle minutos a Cristo y ha funcionado bien.
Atrás si salía un central nos quedábamos solo con Iago y Lluís y era un poco arriesgado. Salió la oportunidad de Genís, pese a que no ha tenido el protagonismo que se suponía. Había pertenecido a la casa, algo que era un valor añadido, y también se hizo prediciendo que Lluís el año que viene podría ir al primer equipo o salir. Genís, como muchos otros, ha de ser pieza importante la próxima temporada. 

Última hora
Galerías de fotos
OLOT-ESPANYOL (1-2)