Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

UNA MONTAÑA CARISMÁTICA

Los ritos de Sierra Nevada en la Vuelta a España

La ronda española llega el domingo a a una de sus cumbres más emblemáticas donde siempre habitará el recuerdo a la muerte de Xavi Tondo

SERGI LÓPEZ-EGEA
01/09/2017

 

A Alejandro Valverde que nunca le recuerden su pelea personal por abrir un chubasquero y colocárselo para protegerse del aire y del frío en el descenso de Sierra Nevada. Allí perdió una Vuelta, en el 2006, que tenía ganada. No la entregó por falta de fuerzas, ni por no aguantar el ataque de un rival subiendo a la famosa montaña granadina. Se la dio a Alexander Vinokurov, hoy mánager del conjunto Astana, porque se le fue en la bajada. El ciclista kazajo abrió el suficiente hueco en la ancha carretera que conducía a Granada mientras Valverde, entonces vestido de dorado, el color que hace 11 años distinguía al líder de la ronda española, para noquear al murciano  y ganar cuatro días después la carrera en Madrid.


Alexandre Vinokurov y Alejandro Valverde, de blanco, en la Vuelta 2006/ ARCHIVO

La Vuelta vive su fin de semana por las cumbres de Andalucía; este sábado, en La Pandera, en Jaén, la montaña de los olivos, y el sábado en Sierra Nevada, tal vez la más carismática de las cimas andaluzas y una de las más famosas en la historia de la ronda española.

La cita de 1986

Quién le iba a decir a Álvaro Pino, por ejemplo, por allá 1986, que en Sierra Nevada salvaría una victoria en la Vuelta para la que no contaba como máximo favorito pues tenían más galones como candidatos Pedro Delgado, vencedor el año anterior, Laurent Fignon, Sean Kelly, ganador dos años más tarde. y Robert Millar, un magnífico escalador escocés que tiempo después decidió cambiar de sexo y convertirse en Philippa York.

 
Robert Millar, con el jersey de lunares del Tour / ARCHIVO

Pino, en Sierra Nevada, no solo se sobrepuso a una crisis en plena ascensión, sino que ayudado por Anselmo Fuerte, hoy comentarista radiofónico desplazado a la Vuelta 2017, pudo neutralizar a Millar, que se iba a por la victoria en la carrera y eliminar a Fignon, Kelly, y sobre todo a Perico y Marino Lejarreta, que también quería entrar en el festival de la victoria, y quienes cedieron muchos minutos en Granada.

La historia del 'Chava'

Sierra Nevada, por Monachil, por el denominado alto Hoya de la Mora, ha visto historias increíbles, de vencedores y vencidos. Vio a José María Jiménez, 'El Chava', como todos lo llamaban, fallecido en el 2003 –la mala vida y las malas relaciones– a punto de retirarse, a las puertas de subirse al coche escoba, reaccionar casi por arte de magia y comenzar a superar corredores, fuera de sí, para colocarse en cabeza de carrera. Solo se le escapó Yvon Ledannois, hoy director del conjunto BMC. Y hasta días después, ya a las puertas de Madrid, se impuso en la llegada a Los Ángeles de San Rafael. 'El Chava' fue único en su especie, capaz de lo más grande, de subir montañas como pocos han hecho antes y después, a sucumbir de la forma más inesperada.


José María Jiménez, 'El Chava', en un fotomontaje con motivo de su muerte / (EFE)

De primavera a verano

Hasta 1995 la Vuelta se disputó siempre en las fechas de abril y mayo, como antesala al Giro. De hecho, muchos corredores italianos se tomaban la ronda española como una prueba para preparar su carrera, como un entrenamiento con dorsal. En 1995 se tomó la decisión, discutida en su día pero acertada como se ha demostrado con el paso de los años, de trasladarla primero a septiembre y luego al mes de agosto, con lo que han acudido vencedores del Tour. sobre todo Chris Froome, en estas últimas ediciones. Y decidido a pelear por  el triunfo final.

En 1995, Laurent Jalabert triunfó en Madrid con la única oposición de Abraham Olano, siempre controlado por el corredor francés, hoy comentarista de la televisión de su país. Jalabert demarró hacia la victoria en Sierra Nevada con un único corredor fugado, un alemán más esforzado de la ruta que famoso y que se llamaba Bert Dietz. Jalabert lo capturó en la llegada, pero, sorprendentemente y a pesar de su tradicional hambre voraz de victoria, le permitió cruzar la línea de meta en primera posición, cuando lo habría podido superar sin problema.

Una muerte absurda

Con el sueño de subir algún día a lo más alto de Sierra Nevada, al pico Veleta, a más de 3.000 metros de altitud, Sierra Nevada siempre será la llorada montaña en la que murió Xavier Tondo, el 23 de mayo del 2011. El ciclista catalán nacido en  Valls, una persona que dejó una huella imborrable entre los que lo conocieron, falleció mientras se disponía a preparar el Tour como líder del Movistar. Absurdamente, cuando se disponía salir a entrenar, yendo en coche los primeros kilómetros, se quedó atascada la puerta del aparcamiento donde guardaba el vehículo, que se movió y le cortó el cuello. Una muerte absurda en la cima granadina.


Xavi Tondo, en los inicios del 20111/ ARCHIVO

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada Atlético

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora