Diario La Grada Atlético | Lunes, 18 de junio de 2018

21:11 h. PROTAGONISTA

25 minutos de puro Costa

El delantero hizo todo lo que se esperaba de él en los minutos que tuvo

Roberto García 03/01/2018

Llegar y besar el santo. La frase hecha se hizo más literal que nunca con el salto de Diego Costa al césped del Camp d'Esports de Lleida. Los seis meses de espera (¿seguro que no han sido cinco décadas?) de toda la afición colchonera valieron la pena solo por los primeros 25 minutos de Diego Costa en su tercera etapa como jugador del Atlético de Madrid. 25 minutos en los que se pudieron ver todas las virtudes que convirtieron al delantero de Lagarto en uno de los atacantes más temidos y respetados de toda Europa.

La Pantera no llevaba ni cinco minutos sobre el terreno de juego cuando Juanfran aprovechó una acertada internada para servir un buen balón al corazón del área ilerdense. Diego no se lo pensó. Atacó el balón con toda la rabia acumulada en estos meses, tras los desplantes de Antonio Conte, en los exigentísimos entrenos en solitario planteados por el Profe Ortega. Atacó el balón con todo y, cómo no, lo puso en el palo largo para hacer el 0-3 y llevar la locura a toda la afición colchonera. Nunca jamás un gol en Copa del Rey a un Segunda B supo tan bien.

Acto seguido, casi provoca un infarto a esa misma afición. En su remate, Marc Trilles le clavó los tacos en la rodilla y hasta que se confirmó que solo se trataba de un hematoma el corazón de todos los atléticos estuvo en un puño. Pero no, Costa volvió a entrar para pegarse con todos los defensores del Lleida hasta hacerles rabiar, como hizo siempre. Porque ese es y siempre será Diego Costa y seis meses de inactividad no pararán el carácter indomable de un delantero que vuelve a hacer soñar a los colchoneros.