Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

REPASO AL AÑO

El 2017 de Simeone: molestar, aguantar, renovar

La lectura del año termina con el hombre más importante del Atlético

Imanol Echegaray
30/12/2017

 

No podíamos terminar esta lectura de la plantilla del Atlético de Madrid en 2017 sin repasar lo que ha sido el año de Diego Pablo Simeone. El entrenador argentino ha tenido que sobreponerse, como el que más, a la sanción sin fichar que ha tenido el club rojiblanco a lo largo de estos 365 días. No poder reforzarse en invierno y no poder ventilar la plantilla en verano ha supuesto un doble trabajo para el argentino y su cuerpo técnico. Y, la realidad, cuando todo esto está a punto de caer en el pasado, no ha salido del todo mal parado.

La segunda parte de la temporada 2016/17 fue de sobresaliente para el técnico. Comenzó el año muy alejado del tercer puesto que estaba en manos del Sevilla, pero con una segunda vuelta prodigiosa (donde sólo perdió dos partidos) consiguió darle la vuelta a aquella situación para acabar quedando, con suficiencia, de nuevo entre los tres primeros por quinto año consecutivo. La mejor racha del club, con diferencia. Una racha que ha seguido llevando consigo en la Liga 2017/18, donde sólo ha perdido un partido de 17 y se ha colocado en segunda posición, por detrás de un Barça intratable y por delante de un gran Valencia y del Real Madrid. Algo que, desde mi punto de vista, parece un milagro según pintaban las cosas en el mes de agosto. Ni en el mejor de los casos imaginé llegar a enero con el Atleti segundo.

En cuanto a la Copa del Rey, el papel del Atleti la temporada anterior terminó donde casi siempre, con el Barça como rival. Tras una ida en el Vicente Calderón algo extraña, perdiendo 1-2, se plantó en el Camp Nou con la idea de dar la sorpresa. Y estuvo cerca. De no ser por los flagrantes errores arbitrales y por aquel penal errado de Gameiro, lo mismo estaríamos hablando de otra cosa. Mientras, esta temporada tan sólo ha jugado contra el Elche y ha conseguido pasar la eliminatoria sin mayores apuros.

La chicha viene en la Champions League. Por cuarto año consecutivo, y es algo que empieza a doler, el Real Madrid se metió por medio del sueño de los rojiblancos. Lograron una clasificación en fase de grupos casi brillante (15 de 18 puntos) en el mismo grupo que el Bayern Múnich; pasaron con comodidad ante el Bayer Leverkusen y lograron llegar a semifinales tras deshacerse de un duro Leicester. Pero ahí volvió a verse las caras con los blancos. Y en un partido de ida para olvidar (3-0) en el que todo salió mal y Simeone se equivocó en el planteamiento, llegó el partido de vuelta en el Vicente Calderón. De eso ya hemos hablado mucho, pero el Cholo logró hacer entender a la plantilla que el milagro era posible, que allí había 50.000 personas que morirían por ellos y que tenían que dejarse todo lo que tenían. Eso hicieron. Vencieron, pero no lograron pasar a la final de Cardiff. Aunque ese partido fue la demostración de lo que ha logrado Simeone todos estos años en el club: no rendirse ante nada, ante nadie. 

En cuanto a la Champions de esta temporada, también se ha hablado ya lo suficiente. La falta de gol y los empates ante el Qarabag supusieron cerrar la puerta al sueño de la Liga de Campeones, pero abrir la ventana de la Europa League. Con esa competición empezó todo allá por 2012, por lo que, sin duda, el Cholo la tratará como se merece.

La lectura de todo este año es de un notable alto para Simeone. Ha tenido errores de planteamiento, se ha equivocado en momentos clave con algunos cambios y no ha sabido sacar partido a un Gaitán y un Vietto que ya están fuera. Pero prefiero mil equivocaciones de Simeone que diez aciertos de cualquier otro. Logró volver a clasificar al Atleti a Champions de forma directa, peleó en Copa ante el F.C. Barcelona y volvió a meter entre los cuatro mejores de Europa al Atleti. Ha logrado mantener al equipo en Liga sin poder fichar, la Copa del Rey sigue siendo un sueño y la Europa League abre un futuro inesperado. Ha llevado con mucha solvencia el tema delicado de Griezmann y ha empezado a dotar al Wanda Metropolitano de un aura cada día mayor. Además de todo esto, renovó por dos años con el club. Y esa, sin duda, es la mejor noticia para el Atlético de Madrid. No me imagino un Atleti sin el Cholo. Al menos, no un Atleti campeón. 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario La Grada Atlético

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora