ENTREVISTA A MIMI

“El equipo todavía está creando su identidad”

“Estamos mucho mejor que el año pasado, pero todavía nos falta mucho por hacer”, asegura la portera perica


David Ramírez
Marta Mendoza

Por ahora es la portera más utilizada del equipo con 998 minutos en 10 partidos (10 como titular y uno como suplente), pero pese a ello está alternando sus actuaciones bajo palos con Mariajo. Con quien Mimi, un auténtico seguro bajo palos que en cada partido siempre tiene unas dos paradas marca de la casa que suelen ser clave para salvar a su equipo, está teniendo “una competencia sana que me está ayudando mucho a seguir creciendo y eso juega en beneficio del equipo”. El pasado curso vivió la cara más amarga del fútbol pero en este asegura estar disfrutando y mucho pese a que en las últimas fechas los resultados se han resentido tras afrontar su particular ‘Tourmalet’.

Pese al buen inicio, ante el Madrid cosechasteis el peor resultado para iros al parón…
Pues sí, fue una lástima, ya que creo que no nos merecíamos acabar así el año. Después de competir y plantar cara antes los de arriba nos merecimos estos tres últimos tres puntos para acabar con un buen sabor de boca. Pero no pudo ser, por lo que deberemos volver todavía con más fuerza para enderezar el rumbo.

¿Qué pasó?
Mostramos un poco de relajación acostumbradas a competir ante rivales tan fuertes que nos exigían tanto. No nos sentimos presionadas e inconscientemente bajamos la intensidad y no matamos el partido cuando pudimos, y ya se sabe que si perdonas lo pagas. Fue una pena, pero por culpa nuestra.

¿Y cómo está el equipo tras ello?
Un poco tocado, ya que merecíamos saborear la recompensa a todo el trabajo hecho hasta ahora. Pese a ello no hay que dramatizar la situación, es verdad que habría cambiado mucho porque podríamos habernos ido a Navidad en puestos de Copa, pero por suerte esto sigue y tenemos la oportunidad de arreglarlo.

¿Qué balance haces de este primer tramo de campeonato?
Muy bueno la verdad. De notable, nos pondría sobre un 8, ya que el equipo desde un primer momento ha sido consciente de que no nos podía pasar lo de la temporada pasada, y para ello el esfuerzo y la implicación de todos, cuerpo técnico y jugadoras, ha sido clave e innegociable. Hemos hecho un papel muy digno, demostrando que el Espanyol está de vuelta, pero no podemos bajar los brazos ni creernos nada. El equipo ha competido y va madurando poco a poco, está creando su propia identidad, pero todavía hay mucho margen de mejora.

¿A qué puede aspirar este equipo?
Nuestro objetivo antes de empezar la temporada no era la Copa, sino salvarnos, pero tal y como van las cosas, poder luchar por jugar esta competición sería un premio que con esfuerzo puede estar a nuestro abasto, es factible, aunque será complicado. Para ello deberemos ser lo más regulares posible y no dejarnos llevar por la euforia.

¿Qué ha cambiado de un año a otro?
La ilusión con la que ha llegado y trabaja el cuerpo técnico nos la han contagiado a todas. Nos han hecho ver que sin esfuerzo no hay recompensa y desde el primer día nos han logrado tener muy enchufadas. Sacan lo mejor de todas. Además, también ha ayudado mucho el calendario, ya que cuando ha llegado el tramo complicado teníamos un buen cojín de puntos que nos ha hecho afrontarlo todo con más tranquilidad y seguridad. La mentalidad está siendo muy positiva. Nos piden que confiemos en nosotras y Joan nos remarca que nos debemos al club y a su historia.

Y a nivel personal, ¿cuáles son tus sensaciones?
Creo que tanto Mariajo como yo estamos a un buen nivel, y junto con el trabajo de todo el equipo es un gusto poder decir que somos el cuarto equipo que menos encaja. Entre las dos tenemos una competencia muy sana que me ha hecho crecer y que beneficia al equipo. Nunca sabemos quién jugará y eso te hace estar más atenta y trabajar duro y estar alerta.

Haciendo balance, ¿con qué momento de 2017 te quedas?
Cuando celebramos la permanencia matemática en nuestro campo tras ganar al Huelva, con remontada incluida, y de este año el empate en el campo del Levante, ya que ese partido, en el que tuvimos que levantar un resultado adverso, refleja que con esfuerzo, aunque sea sufriendo, hay recompensa. Pero tampoco puedo pasar por alto el papel que ha tenido la afición durante este año, especialmente en los momentos complicados.

Una afición que llenó el campo principal de la Dani Jarque ante el Atlético...
Fue increíble, con Paloma lo comentamos nada más a salir al campo, que era alucinante. Sentir a nuestra gente nos hace fuertes y creo que ante el líder lo demostramos y a la vez logramos enganchar a más gente gracias al buen partido que hicimos. Esperemos que cada vez sean más los que vengan a apoyarnos, pues nos ayuda mucho saber que no estamos solas, aunque nunca lo hemos estado y La Juvenil ha jugado un papel clave en ello, en esta lucha.

¿Y qué le pides al 2018?
Poder disfrutar, seguir creciendo en todos los aspectos, llevar al Espanyol donde se merece, dejar atrás las épocas complicadas y que las lesiones nos respeten, que hasta ahora no hemos tenido nada de suerte en este aspecto.

Me hablas de lesiones, pero la realidad es que el filial ha jugado un papel clave para paliarlas...
Ni que lo digas, la aportación de las chicas que vienen del filial es impagable. Se ha confiado en ellas y no han defraudado. Esther y Julve son un claro ejemplo de que a base de trabajo es como uno se gana el puesto. Estamos encantadas con ellas y tienen todo nuestro apoyo. Su caso es el ejemplo de la buena salud de la que goza nuestro plantel y el triunfo del trabajo bien hecho de los últimos años en la base.

Outbrain