SUPERCOPA CATALUNYA

El Espanyol domina pero le falta acierto en ataque

Cayó en la tanda de penaltis en un duelo que pudo cambiar si Estrada Fernández hubiera pitado un claro penalti sobre Puado

El Espanyol, subcameón de la Supercopa de Catalunya

Carlos Fanlo @fanlillo

El Espanyol no pudo reeditar la Supercopa Catalunya y, a pesar del gran encuentro, cayó derrotado por el Barcelona en la tanda de penaltis tras finalizar los 90 minutos con empate a cero. Los blanquiazules disputaron un gran encuentro y gozaron de infinidad de ocasiones para ponerse por delante en el marcador, pero faltó algo de fortuna en los últimos metros. Una de las mejores noticias fue el gran partido de Adrià Pedrosa en su debut con el primer equipo al sustituir a un Dídac Vilà que se marchó lesionado en el minuto 34. Un penalti sobre Puado que Estrada Fernández pasó por alto en la segunda mitad pudo cambiar el devenir del duelo.

Quique Sánchez Flores puso en liza un once lleno de futbolistas del primer equipo, a diferencia del Barcelona, ejemplo de cómo se toman los azulgrana la competición de una tierra que defienden a capa y espada. La gran novedad fue la de ver a Piatti en la punta de ataque, posición en la que no actuaba desde pretemporada, cuando jugó ahí en el encuentro ante el Borussia Dortmund.

Comenzó el duelo con un error grave de Marc Roca en la entrega que a punto estuvo de costarle caro al Espanyol. El ‘21’ perico cedió el balón atrás, regalándole el esférico a un Aleix Vidal que dio un buen pase a Alcácer, el cual disparo arriba cuando lo tenía todo de cara. Poco a poco los blanquiazules fueron cogiéndole el punto al partido y el Barça devolvió el fallo en defensa. Pase corto de Palencia hacia Cilessen y Piatti no pudo superar al holandés, que despejó el balón con el mismo rostro.

Los de Quique Sánchez Flores contenían bien a su rival, que no gozaba de ocasiones, y movían con criterio el esférico, haciendo ir de lado a lado al Barça por momentos. Granero disparó arriba en el 21’ y cuatro minutos después Marc Roca pudo culminar una buena jugada colectiva, pero su disparo cruzado lo detuvo Cilessen en dos tiempos.

La fortuna dio la espalda al Espanyol en forma de lesión, puesto que Dídac tuvo que abandonar el terreno de juego al chocar con Denis Suárez, dejando su sitio a Pedrosa. Un golpe inesperado a un equipo que llevaba el peso del duelo ante un Barça que salía al contraataque. Fruto de ello, Pedrosa estuvo a punto de marcar el primero en un tiro envenenado desde el costado izquierdo a pase de Melendo; el rechace de Cilessen lo mandó, de manera incomprensible, Piatti a las nubes.

Tanteo inicial al comienzo de la segunda mitad hasta que en el 53’ una incorporación de Pedrosa, que dejó un muy buen sabor de boca, por la izquierda, no acertó a rematarla Piatti. Poco después, el propio Piatti se sacó un centro que pegó en la parte superior del larguero. Marc Roca también lo intentó con un disparo desde la frontal tras un gran taconazo de Jurado, pero el meta blaugrana detuvo el cuero.

El Espanyol estaba mereciendo el gol. Estaba mucho mejor que el Barcelona sobre el verde, dando más sensación de peligro y gozando de más ocasiones. Pero el parón por los cambios afectó a los pericos, que bajaron un poco la intensidad. Hasta que, en un balón largo, Puado forcejeó por el balón con David Costas, que le hizo caer. El colegiado pasó por alto el claro penalti. Una más, hasta en torneos no oficiales…

Los blanquiazules continuaron fuertes en ataque y esta vez fue el recién ingresado Álex López con un potente tiro el que lo intentó, pero nuevamente Cilessen intervino para mandar el balón a la esquina. Aleix Vidal tuvo la réplica, pero Pau respondió seguro. El portero blanquiazul volvió a intervenir para evitar el gol de Alcácer, que cabeceó tras una falta. Con estas ocasiones, los azulgrana igualaron las fuerzas y comenzaron a pisar con frecuencia el campo del Espanyol. Finalmente, ninguno de los dos conjuntos logró batir al meta rival y la competición se decidió en la tanda de penaltis. Ahí, el Barça  estuvo más acertado.

Ficha técnica:

FC Barcelona: Cillessen; Sergi Palencia, Yerry Mina, Jorge Cuenca (Costas, 63’), Digne (Miranda, 76’); André Gomes (Hongla, 63’), Denis Suárez (Rivera, 45’), Aleñá (McGuane, 76’), Aleix Vidal (Abel Ruíz, 76’), Alcácer y Dembelé (Carles Pérez, 63’)

RCD Espanyol: Pau; Javi López, Naldo, Mario Hermoso, Dídac Vilà (Pedrosa, 34’); Marc Roca, Sergi Darder, Granero (Sergio Sánchez, 53’), Jurado; Piatti (Puado, 63’) y Melendo (Álex López, 73’).

Goles: No hubo.

Penaltis: Alcácer, gol; Darder, fuera; Palencia, gol; Álex López, gol; Yerri Mina, gol; Mario Hermoso; Abel Ruíz, gol; Jurado, para Cilessen.

Árbitro: Estrada Fernández. TA: Aleix Vidal, Palencia

Estadio: Camp d’Esports. 10.576 espectadores.

Outbrain